Información

Como escoger mi seguro

Encuentra el documento que estás buscando y descárgalo en formato PDF

Como escoger mi seguro

Como escoger mi seguro

Antes de decidirnos por un seguro de Salud debemos tener en cuenta varios factores si queremos que nuestra decisión se ajuste a nuestras necesidades.

Existen una serie de preguntas que debemos plantearnos en el momento de la elección para, de este modo, escoger el seguro y la compañía que más se adapte a nuestras necesidades.

  • Debes decidir qué tipo de póliza es el que más te conviene. Existen muchos tipos de seguros de salud atendiendo a las coberturas incluidas (médicas, dentales,…), el área geográfica (cobertura local, nacional, internacional), edades o perfiles.

    Los seguros de salud se dividen en tres grandes modalidades de seguros médicos:

    • Cuadro Médico (Acto Médico): En esta opción puedes elegir el médico y el centro que más te convenga dentro los concertados por la compañía aseguradora. Es la opción más común en el mercado.
    • Cuadro Médico (Pago Capitativo): En esta opción la Compañía pone a tu disposición un facultativo para cada una de las especialidades cubiertas, no puedes elegir el médico. Esta es la opción más económica ofrecida a los clientes con una gran calidad asistencial.
    • Reembolso: Puedes acudir al médico que quieras, abonas la factura por los servicios médicos recibidos y la compañía te reembolsa un porcentaje de la factura. Además los seguros médicos de reembolso te permiten también acudir a cualquier especialista del cuadro médico de la aseguradora sin que se precise en ese caso pagar la factura por anticipado.
  • Las coberturas habituales de un seguro médico se organizan en torno a ocho grandes grupos de atención médica:

    • Medicina primaria: incluye la atención médica general y la pediátrica, así como los servicios de ATS/DUE y Matronas.
    • Urgencias: incluye los servicios de ambulancia y de urgencias (domiciliarias o ambulatorias), tanto a nivel nacional como internacional.
    • Especialistas Médicos: es la atención médica prestada por el especialista en las pruebas diagnósticas o en las intervenciones quirúrgicas, ya sean en consulta o durante una hospitalización.
    • Medios de Diagnóstico: todos los medios de diagnóstico necesarios para el correcto diagnóstico del facultativo.
    • Tratamientos: los principales tratamientos encaminados a la total recuperación del paciente.
    • Medicina Preventiva: programas de salud y chequeos orientados a la prevención de futuras afecciones.
    • Hospitalización: todos los servicios que necesitas a la hora de una intervención quirúrgica.
    • Otras coberturas: como asistencia médica telefónica 24 horas, la preparación al parto, la deshabituación tabáquica, segunda opinión médica, etc.
  • Infórmate sobre las especialidades médicas, quirúrgicas y pruebas diagnósticas que pone a tu disposición la compañía y a los que puedes acceder con cada seguro.

  • Normalmente la edad sí es relevante ya que algunos seguros tienen una edad máxima de contratación de 64 años. Sin embargo algunas compañías ofrecen seguros pensados para personas mayores de 60 años, con coberturas específicas y ventajas.

  • Debes asegurarte que la compañía a la que confías tu salud cuenta con un buen cuadro médico en tu lugar de residencia. Antes de contratar tu seguro médico es importante consultar los médicos y centros cercanos a tu casa o tu lugar de trabajo.

  • Es muy importante para decidirte por un seguro médico u otro, que revises si los médicos que tengas de referencia están concertados en el seguro de salud escogido.

  • No es tan importante que la compañía disponga de centros médicos propios como que en los centros médicos concertados la compañía tenga conciertos para trato preferente a los clientes de tu compañía de seguros médicos.

  • Es importante valorar en los centros concertados tanto el estado de las instalaciones como la accesibilidad, disponibilidad de parking, habitaciones, posibilidad de tener cama para acompañante en caso de hospitalización, menús, cafetería.

    Es importante tener en cuenta también las necesidades personales de cada uno y que faciliten y hagan más agradable la estancia a toda la familia en caso de ingreso.

  • Los seguros médicos no son seguros de corta duración, están pensados para el medio y el largo plazo por lo que es muy importante asegurarte que la compañía tiene prestigio y demostrada experiencia.

    Es muy importante el disponer de buenos especialistas, las técnicas más novedosas y sobre todo, una dinámica permanente de adecuación de los productos a las novedades tecnológicas en materia sanitaria.

  • Los seguros médicos incluyen odontoestomatología básica, que cubre por ejemplo extracciones, curas estomatológicas derivadas de éstas o limpiezas de boca.

    Sin embargo si deseas tener acceso a otros servicios como pruebas diagnósticas, tratamientos preventivos, cirugías, prótesis o correctores debes contratar un seguro dental. Por esta razón debes tener en cuenta si la compañía ofrece seguro dental complementario con amplia cobertura y que te ofrezca precios ventajosos.

  • Ya que la salud es mucho más que curar enfermedades, ahora puedes acceder a una amplia oferta de servicios de salud, muy relacionados con el bienestar personal. De ahí que sea recomendable solicitar información sobre los servicios de salud con los que cuenta la compañía.

  • Previamente a contratar tu seguro médico, consulta si contempla periodos de carencia. El establecer periodos de carencia es una medida muy frecuente en los seguros médicos y consiste en el plazo de tiempo durante el cual no entran aún en vigor algunas de las coberturas incluidas dentro de las garantías de la póliza.

  • Existen productos de cuadro médico que conllevan una coparticipación en el coste de los servicios o copago. El copago es una cantidad mínima establecida que el asegurado ha de abonar por cada uso de los servicios asistenciales. Es importante analizar los importes de copago que incorporan los diferentes productos.

    Los copagos son una medida implantada por la mayoría de las compañías de seguros de salud con el fin de concienciar del uso responsable de los servicios médicos. Por otra parte, con el copago se evitan subidas genéricas de la prima a toda la cartera de clientes gracias a la distribución de dicho coste según el uso de servicios médicos realizado por cada cliente.

  • Las compañías ofrecen interesantes descuentos según la frecuencia de pago (anual, semestral…), por antigüedad, o por número de asegurados. La existencia de estos descuentos en el producto escogido puede suponerte un gran ahorro al cabo del tiempo.

Como escoger mi seguro